Perder peso

Perder peso no es una cosa sencilla, no basta con los típicos “si yo la teoria me la sé” o “si yo me pongo y en nada he perdido lo que me sobra”, tampoco sirven las dietas milagro, matarte de hambre o hacer una dieta sacada del cajón o reciclada de otra persona.

 

Perder peso, es un proceso largo, progresivo y constante. Lo que has ganado en uno, dos e incluso 10 años, no puedes hacerlo desaparecer en un mes. Y no hablamos solo de kilos, hablamos de costumbres, de rutinas y de malos hábitos.

 

El gráfico que vemos es el de un caso real, con subidas y bajadas, con cambios hormonales que dificultan el progreso, con retenciones de líquido que camuflan resultados, con vacaciones que no siempre sabemos controlar.

 

 

Viendo el gráfico parece muy evidente la progresión, sin embargo todos esos picos se traducen en la consulta en “me estoy esforzando mucho y no he perdido o incluso he subido de peso” y eso genera mucha frustración y abandono.

 

Porque aun haciendo las cosas bien, las fluctuaciones son normales, porque el peso nunca es lo más importante.

 

Lo importante es comer bien, es realizar actividad física, es disminuir el nivel de estrés y sobre todo es centrarte en ti y en lo que necesitas.

 

Lo importante son todos esos cambios que has ido introduciendo y van reflejándose poco a poco en la báscula y en ti.

 

No se trata solo de bajar tantos kilos, se trata de subir las escaleras mejor, de notar la ropa cada vez más holgada, de sentirte más ágil, de dormir mejor… Se trata de sentirte bien.

 

Por eso, si decides que es el momento de cambiar tu peso tambien tienes que plantearte si es el momento de cambiar tu día a día. Plantearte si vas a olvidar lo que has hecho hasta ahora, para tener que volver a aprender. Aprender a organizarte, aprender a hacer la compra, aprender a comer y sobre todo aprender a dedicarte tiempo.

 

Entonces, si decides empezar, busca a un profesional que se adapte a ti, que te haga mil preguntas y una más, que se preocupe por lo que te gusta y lo que no, por el tiempo que tienes y el que no, por tu historial médico, por tu actividad física, por tus objetivos, por tus preocupaciones, que te adapte los menús las veces que haga falta, que te ayude … sobre todo, busca un profesional con el que te sientas agusto.

 

 

María Pérez – Nutricionista

Dandelion Salud Alicante

Deja un comentario