¿Cansada, decaída y falta de motivación? Esto tiene nombre… ¡Astenia primaveral!

Es posible que lleves algunos días donde todo te cuesta mucho más: te sientas cansada, decaído y en general te falta la motivación.

No te sientas un bicho raro, esto tiene un nombre y se llama: abstenia primaveral.

 

¿Cuáles son los principales síntomas?

 

  • Te falta la energía
  • Estás irritable
  • Tienes ansiedad
  • Dolor de cabeza
  • Te sientes cansado
  • Somnolencia
  • Alteración y dificultad para conciliar el sueño
  • Falta de concentración

 

¿A qué se debe?

Estamos en una época donde convergen diferentes factores ambientales:

  • Aumento de la cantidad de horas de luz al día
  • Cambio horario
  • Modificación de la rutina: horarios, sueño, ocio…
  • Cambio de tiempo: temperatura, presión atmosférica…

 

Todos estos factores hacen que nuestro organismo altere los ritmos circadianos mediante un cambio en la secreción de determinadas hormonas como la melatonina, las endorfinas o el cortisol. Estas variaciones hormonales alteran los ritmos biológicos que buscar la adaptación a las nuevas condiciones mas exigentes con nuestro organismo por el aumento de temperatura o el aumento de las horas de luz.

 

¿Y que hago ahora?

¡No te preocupes! La astenia primaveral desaparece por si solo en cuestión de días, quizá semanas dependiendo de cada persona.

 

¿Puedo tratarme la astenia primaveral?

No hay un tratamiento para ello,  pero si podemos acelerar el proceso de adaptación de nuestro organismo mediante una serie de medidas:

  • Ejercicio físico: liberarás estrés, conciliarás mejor el sueño y regularas los procesos hormonales.
  • Alimentación: Consume menos alimentos hipercalóricos, aumenta la presencia de frutas y verduras en tu dieta.
  • Hidratate correctamente: Más calor, más luz, mas sudor. Bebe, tu cuerpo necesita mas líquidos.
  • Cuida del sueño: En esta época se verá afectada la melatonina y podrá  verse alterado tu sueño en tiempo y en calidad. Es importante que mantengas tus horas de sueño, cena pronto y con tiempo antes de ir a la cama, la cama solo es para dormir y especialmente baja las persianas ya que tenemos muchas mas horas de luz.
  • Anticipate al cambio horario: El cambio de hora, te apetece salir más, apuntarte a actividades nuevas, salir entre semana y posiblemente cambies de horario en el trabajo. Hazlo de forma progresiva…
  • No te automediques: Come bien, descansa y haz ejercicio. No decidas tomar vitaminas, complejos etc… ¡A no ser que te los recete un profesional!

Deja un comentario