¡Aprovecha el verano para entrenar!

Tienes más tiempo libre: Jornadas continuas, vacaciones en el trabajo en los estudios, es el momento de ponerte a entrenar sin prisas. Una parte de tus vacaciones puede ser seguir o empezar a hacer deporte.

Los días son más largos: Ya sea por la mañana o por la tarde cuando salgas aun tendrás todo el día por delante. Anochece mucho más tarde y por la mañana temprano hay mucho luz y una temperatura agradable.

Compensa el desorden del verano: hamaca, sofá, comida… Queramos o no en verano, comemos peor, estamos menos activos o el tiempo que estamos en movimiento es de mucha menos calidad. Dedica un par de tardes a la semana, disfrutarás más y te sentirás mejor.

Disfruta de un lugar fresco y agradable para entrenar: Nuestras instalaciones están totalmente equipadas. Tendrás un ambiente fresco y agradable para que puedas entrenar con toda comodidad.

Solo te costará uno o dos ratos a la semana y evitarás perder los avances que has logrado.

 

Sigue viéndote bien y disfruta del verano sintiéndote en plena forma.

Deja un comentario